Colombia ha respondido de acuerdo con un sólido marco institucional de política macroeconómica que ha permitido enfrentar con éxito este tipo de choques